LAS IDEAS TRASCIENDEN MÁS ALLÁ DE LA MUERTE

La identificación de Evita con el sufrimiento del pueblo, el reconocimiento de un pasado común con los sectores desplazados durante décadas, su propia historia fundida en la historia de tantas y tantos que fueron ese 17 de octubre a la plaza a pedir por Perón, la terminaron de convertir en una dirigente política.

Eva Duarte de Perón nació en 1919, en Los Toldos, un pueblo de la provincia de Buenos Aires que surgió en las últimas décadas del siglo XIX, cuando la economía agroexportadora avanzaba sobre las tierras de los pueblos originarios. En ese mundo rural, doña Juana Ibarguren, la mamá de Evita, una mujer humilde, crio sola a sus cinco hijos. Mientras tanto Juan Duarte, un propietario rural, padre de Eva y sus hermanos, vivía en una situación holgada con otra familia, la “legítima”, en el cercano pueblo de Chivilcoy.

Las biografías de Eva narran que Doña Juana, enterada de la muerte de Juan, fue con sus hijos a Chivilcoy para que se despidieran de su padre. A pesar del rechazo y las miradas condenatorias, logró que ingresaran al velorio para el último adiós. Con sólo 7 años Eva ya podía sentir en su vida los efectos de su condición de clase y del patriarcado.

Eva Perón y sus hermanos

A los 16 años Eva decidió viajar a la Ciudad de Buenos Aires. Como tantas personas jóvenes de aquellos años 30, ella nutrió la ola de migraciones rurales - urbanas y de las provincias a la capital, buscando alternativas laborales o profesionales en un contexto de recesión y desempleo, en el que los sectores populares no entraban en la cuenta de la política. El sueño de Eva era ser actriz. Para ello tuvo que transitar duros años de desamparo y pobreza en los que su condición de mujer agregaba más dificultades a la subsistencia. Sin embargo, Eva logró participar en pequeños papeles en obras teatrales hasta ingresar a la radio y hacerse conocida.

Juan Domingo Perón y Eva Perón

En el año 1944 conoció a Juan Domingo Perón – por entonces a cargo de la Secretaría de Trabajo y Previsión – en un festival artístico destinado a recaudar fondos para socorrer a las víctimas del reciente terremoto en la provincia de San Juan. Al poco tiempo, enamorados, Eva se fue a vivir con Perón sin casarse, para el escarnio de una moral que la consideró una prostituta, trepadora, advenediza. Evita participaba en las reuniones políticas que se llevaban adelante en la casa en la que vivía la pareja e iba formando su posición política.

Pero fue recién en el contexto de los acontecimientos 17 de octubre de 1945, en el que Perón es apresado por integrantes de su propio gobierno que se oponían a sus medidas a favor de los sectores populares y trabajadores del país, cuando Eva deja de ser sólo la compañera de Perón para pasar a ser la compañera Evita, la compañera del pueblo.

El presidio de Perón probablemente le hizo sentir el mismo desamparo que sentían las y los trabajadores sin su líder político que, por primera vez en la historia argentina, desde el Estado, había ejecutado políticas reales de ampliación de sus derechos. La identificación de Evita con el sufrimiento del pueblo, el reconocimiento de un pasado común con los sectores desplazados durante décadas, su propia historia fundida en la historia de tantas y tantos que fueron ese 17 de octubre a la plaza a pedir por Perón, la terminaron de convertir en una dirigente política. A partir de ese momento la carrera fugaz y fulminante de Eva se concentró por un lado en la acción social a través de la fundación, que actuaba como brazo del estado en la atención de necesidades principalmente de las mujeres humildes y de las infancias. 

Por otra parte, Evita asumió la lucha por el derecho al voto femenino y creó un partido político, el Partido Peronista Femenino, a través del cual sumó a miles de mujeres a la vida pública. En 23 de septiembre de 1947 se sancionó la Ley 13010 de sufragio femenino conocida también como Ley Evita. Esta ley logró la articulación política de todas las luchas y proyectos antecedentes de mujeres sufragistas que desde 1919 habían bregado por la sanción de este derecho. Ese día Eva pronunció un discurso en la Plaza de Mayo, donde entre otras cosas dijo que el derecho al voto era parte de una lucha por la paz que a veces también era una guerra: “Una guerra declarada y sin cuartel contra los privilegios de los parásitos que pretenden volver a negociar nuestro patrimonio de argentinos. Una guerra sin cuartel contra los que avergonzaron, en un pasado próximo, nuestra condición nacional”.

Para librar esa “guerra contra los parásitos” construyó el Partido Peronista Femenino, una experiencia territorial que a través de las unidades básicas “censaba” a las mujeres y las convocaba a la vida política y a votar por Perón. El armado partió de 24 delegadas censistas que salieron a hacer política en todo el territorio nacional. Evita las eligió personalmente. Cuando alguna se negaba diciendo que era inexperta, ella les respondía: “los soldados se hacen en el campo de batalla y si no mírenme a mí”.

Evita fue una dirigente política popular, una feminista plebeya. Desde el peronismo, un movimiento que otorgó a las y los trabajadores derechos y capacidad de goce sobre bienes que antes les eran negados, Eva construyó un feminismo que abrió una brecha otorgando a las mujeres una experiencia de mayor igualdad.

Esta gran historia y sus ideas que trascienden más allá de la muerte, se puede ver a través del archivo audiovisual recogido en dos documentales del Canal Encuentro y de Mundo U que llegan a la pantalla del Canal ZOOM a través de nuestra Señal de TV y por nuestro streaming.

EVA Trazos de una infancia

 

Un documental que propone encontrar los primeros años de vida de la madre de Evita Perón para rearmar su biografía, hilando los hechos vitales a los tópicos y reflexiones posteriores que están presentes en sus discursos y escritos.

Eva el camino del pueblo 

Eva, constructora de su propio camino como lideresa política; Eva, conductora de masas; Eva, como faro para la militancia de las mujeres; Eva, como expresión de la furia igualitarista; Eva, finalmente, como mito viviente de la política argentina.

Recuerda que puedes seguir nuestras redes sociales y nuestra señal de televisión para mantenerte al tanto de todas las novedades a nivel nacional e internacional.

Sintonízanos en Claro 126, Une 99, ETB 269, Movistar 118, Emcali 115.

Tomado de: Red Tal

 

El Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano (NCC) en cinco años de transmisiones ininterrumpidas, ha logrado llegar a casi 150 medios públicos de 19 países de la región con una amplia capacidad para sorprender y divulgar la ciencia de una manera clara, amena, atractiva y con historias periodísticas relevantes.

Con destacados MCs y DJs, una batalla internacional de break dance, jornadas académicas y actividades que ponen a Bogotá como escenario, se celebrarán los 25 años de HIP HOP AL PARQUE. La cita en el Parque Simón Bolívar es el 2 y 3 de julio.